Inicio
Destinos
Florida

Florida: nadar con manatíes, una experiencia posible

Entre otros tesoros, Florida atesora la mayor población de manatíes del planeta. Y los visitantes pueden nadar con ellos. Claves para hacerlo.

Bienvenido a Crystal River, Florida, la “Capital de manatíes del “mundo. Y no es una exageración, es verdad.

Lo acredita el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre: “Entre noviembre y abril King’s Bay alberga la mayor población de manatíes del mundo en un entorno natural”.

Un manatí adulto pesa más de 450 kg. y para mantener su cuerpo regordete debe comer a diario hierbas marinas que representen el 10 por ciento de su peso. De ahí, su apodo: vaca marina.

Ahora imagínese entre 500 y 1.000 de estos herbívoros de media tonelada “de vacaciones” en estas aguas. Increíble.

Y aún más impresionante de lo que muestran los datos es disfrutar de una experiencia familiar en primera persona al vacacionar en Florida. Sólo hay que ponerse un traje de buzo, la máscara y el esnórquel para compartir esas aguas de manantial, tranquilas y transparentes, con estos amables gigantes.

Más de dos docenas de operadores turísticos locales, con permiso del Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre, ofrecen a los visitantes la oportunidad de poder observar manatíes en su hábitat natural. descansando en las aguas poco profundas de la bahía, madres y crías juntas y, si tiene suerte, quizá se le acerque un besador peludito de hocico plano para echarle un vistazo.

Este es el dato: si a los turistas se les pide que enumeren las experiencias más icónicas de sus vacaciones familiares en Florida, seguramente se referirán a los parques temáticos, a las playas, al Centro Espacial Kennedy o a los Everglades. Está bien. Pero encontrarse con una criatura salvaje en su territorio, especialmente una inusual, tan exótica, tan grande, es un recuerdo especial, inolvidable.

Esnórquel con manatíes: lo que hay que saber

A continuación, le contamos lo que el grupo familiar verá en esa aventura y cómo hacerla.

-Tiempo que se necesita para hacer esnórquel con manatíes: dependiendo de su tiempo de viaje, actividades y comidas, prevea un día completo de diversión familiar.

-Distancia de las grandes ciudades a Crystal River: situada en la costa del Golfo central de Florida, esta localidad se encuentra a unos 75/80 minutos de Gainesville y Tampa, 90 minutos de Orlando, dos horas de St. Petersburg y tres horas o menos de Tallahassee, Jacksonville y Sarasota.

-Qué llevar: la mayoría de las tiendas de indumentaria técnica proporcionará el equipo que se necesita, aunque el agua de manantial es de unos 22° C, ideal para descubrir su claridad y frescura. Prepárese y traiga lo siguiente: calzado para el agua, una muda de ropa, toallas, protector solar, bolsa impermeable para guardar objetos importantes (como un teléfono), cámara con carcasa sumergible y su humildad y sentido del humor. ¿Ya se vio en un traje de buzo con una máscara de esnórquel?

Los “buenos modales”

Muchos se preguntarán cómo comportarse con una especie amenazada. Sencillo: practicar la “observación pasiva” es el idioma oficial. En otras palabras, mirar pero no tocar.

Usted estará interactuando con un mamífero exótico protegido por las leyes federales y estatales. Los manatíes no tienen predadores naturales, pero son muy vulnerables. Cientos mueren cada año a causa de pérdida de hábitat y fuentes de alimentación o de colisiones con embarcaciones de hélice en movimiento.

De hecho, el Refugio Nacional de Vida Salvaje Crystal River se creó para proteger el hábitat de este animal marino tan querido de Florida.

Manatíes en Florida.jpg
Cada temporada, la reserva de Crystal River, Florida, llega a recibir hasta mil manatíes.

Cada temporada, la reserva de Crystal River, Florida, llega a recibir hasta mil manatíes.

El agua más cálida que se encuentra en los siete santuarios de manatíes de King’s Bay es clave para la supervivencia de los manatíes durante el invierno. Del 15 de noviembre al 31 de marzo no se permite nadar, bucear, practicar esnórquel, andar en embarcaciones ni pescar en estas áreas.

Además, los visitantes deben cumplir las siguientes reglas:

Observar a distancia y desde la superficie del agua; no iniciar ningún tipo de contacto; no acercarse a manatíes descansando; no separar a una cría de su madre; no darles nada de comer ni beber; ingresar al agua de manera lenta y silenciosa; y alejar los pies del fondo.

Pero créanme; este comportamiento disciplinado tiene sus recompensas.

Encuentro con un manatí

Carol Grant vio su primer manatí –más bien, el dibujo de un manatí– en la Enciclopedia Británica a principios de la década de 1960.

Cuarenta años después, Carol vio su primer manatí salvaje en los manantiales de agua dulce en Crystal River. Ese encuentro cambió su vida.

Desde entonces estas criaturas empezaron a ser su proyecto apasionante. Aprendió fotografía submarina de manera autodidacta (parte de su trabajo aparece en la página visitaflorida.com). Grant estima que ha practicado esnórquel entre manatíes más de 1.200 veces.

"Cuando se ingresa a su mundo con respeto y calma, y se observa su vida, uno comprende muchísimas cosas. Verlos en su hábitat natural, en aguas cristalinas, observar las madres y las crías, verlos moverse y masticar hierbas marinas, verlos prácticamente a la altura de los ojos... todo es profundamente emotivo”, sostiene Grant.

“Y recién ahí uno entiende sobre el daño que producen las hélices de los motores y las velocidades de las embarcaciones, y las razones para crear áreas con límites de velocidad por presencia de manatíes", agrega la especialista.

Carol Grant explica que la piel de un manatí se asemeja a la de un elefante, con arrugas y pelos o cerdas. El hocico es protuberante, y a pesar de ser corto, tiene todos los movimientos de la trompa de un elefante.

Grant dice que cada encuentro con los manatíes ha sido memorable, pero el del 29 de febrero de 2008 fue el mejor. "Estaba frente a un manantial, sola y con frío. Vi una pequeña figura negra y me di cuenta de que era un manatí bebé", recuerda.

El Dr. Robert Bonde, un biólogo con mucha experiencia dedicada a la investigación en el centro U.S. Geological Survey, le dijo a Grant que el bebé que vio había nacido hacía horas; era el inicio de una larga relación de madre-hijo.

Un manatí recién nacido pesa entre 20 y 30 kg. y se queda con su madre y se alimenta con leche materna durante cerca de dos años.

Crystal River, un refugio seguro

El Refugio Nacional de Vida Silvestre Crystal River, fundado en 1983, es el único refugio creado específicamente para proteger a los manatíes amenazados de Florida. El lugar resguarda al manantial Three Sisters Springs, el único conservado y con mínimo desarrollo en Kings Bay.

Los objetivos del Refugio son los siguientes:

  • -Proteger especies amenazadas y en peligro de extinción, especialmente el manatí antillano.
  • -Proporcionar oportunidades recreativas orientadas a la pesca y la vida silvestre.
  • -Proteger los recursos naturales.
  • -Conservar las especies amenazadas y en peligro de extinción.

Mónica Scroggin, oriunda de Miami y especialista en Servicios al Visitante del Refugio, estima que ha hecho esnórquel entre los manatíes de Kings Bay 40 o 50 veces, incluyendo durante su despedida de soltera.

Crystal River.jpg
Crystal River, el mayor reservorio de manatíes del planeta.

Crystal River, el mayor reservorio de manatíes del planeta.

Asegura que no podría comparar sus experiencias con ninguna otra situación similar en sus vacaciones en Florida. Para ella, encontrarse con un manatí es "algo fuera de serie; las crías pequeñas son tan curiosas, se acercan y te miran a los ojos".

Dirigiéndose a los visitantes, Scroggin dice que el nuevo Centro de Visitantes del Refugio proporciona experiencias educativas que despiertan todos los sentidos: vista, oído y humor.

Una pasarela de un 400 m., con acceso para sillas de ruedas, permite llegar a plataformas para observar la vida silvestre.

También hay discos táctiles interactivos que permiten a los visitantes conocer la temperatura del agua y escuchar los sonidos de los manatíes: la madre y la cría hablando entre sí, una vaca marina asomando a la superficie del agua para tomar una bocanada de aire y hasta un botón para escuchar un manatí soltando flatulencias.

El Centro de Visitantes está abierto todos los días, de 9 a 16, excepto feriados federales.

Cómo llegar en auto al Refugio

-Desde el norte, viniendo por la autopista 19 gire a la derecha hacia South East Paradise Point Road. Siga la carretera hasta que haga una curva a la derecha. El estacionamiento del refugio aparece enseguida.

-Desde el sur, viniendo por la autopista 19 gire a la izquierda hacia Fort Island Trail, luego a la derecha hacia Three Sister Springs Drive. En el primer cartel de "stop" gire a la izquierda hacia Paradise Point Road. Siga tres cuadras hasta que la carretera haga una curva a la derecha. El refugio aparece enseguida.

Teléfono: (352) 563-2088
1502 SE Kings Bay Drive
Crystal River, FL 34429-4661

Gastronomía y temporada

La preferencia podrían ser los frutos del mar frescos –langostinos, cangrejos, almejas y vieiras, ¡ah!– pero Crystal River, Homosassa, Inverness y Floral City también despliegan muchas otras opciones gastronómicas, como sureña a la parrilla, cubana y tailandesa.

El invierno es la temporada de manatíes en Crystal River, ya que más de 500 ejemplares se trasladan al año hacia las aguas más cálidas de tres manantiales de primera magnitud.

Para los seres humanos, la temperatura promedio puede ser de tan sólo 6° C en enero, pero las máximas habituales durante el día rondan los 21° C.

Dicho eso, lo que más importa son los manatíes. Cuando la temperatura del agua del golfo de México baja a 17° C o menos, se cierra el acceso de agua a los manantiales. Conviene seguir la página de Facebook del Refugio de Vida Silvestre para obtener información actualizada a diario.

Si bien invierno es temporada alta para la observación de manatíes, Discover Crystal River informa que “a pesar de los meses de verano más calurosos, hasta 100 manatíes permanecen ahí todo el año".

Viajeros con discapacidades

Antes de programar su paseo de esnórquel, los turistas con alguna discapacidad pueden llamar a los operadores turísticos para consultar sobre posibles desafíos y comodidades.

Por otra parte, es importante resaltar que si bien el condado de Citrus, situado en la costa del golfo Central de Florida, ha ganado legítima fama por sus manatíes residentes, las oportunidades de vacaciones familiares abundan no sólo en el mar, sino también en la tierra.

Aventuras en el agua

La temporada de vieiras comienza a mediados del verano. Padres e hijos pueden sumergirse en las aguas poco profundas del golfo de México para capturar estos deliciosos bivalvos. Luego, los restaurantes locales se encargarán de cocinar sus presas.

Esta región es también un paraíso del remo, con siete ríos, manantiales de agua dulce, una bahía abierta y una cadena de lagos.

No está de más recordar una cita de Discover Crystal River: “Aquí se vive en pequeños pueblos anfibios donde una embarcación es tan común como una camioneta y pescar es una apreciada forma de vida que conecta una generación con la siguiente”. Los guías locales pueden ayudarle a capturar el pez soñado en el mar, en la costa o en lagos de agua dulce.

En el Parque Estatal Ellie Schiller Homosassa Springs la olla natural de agua de manantial es el lugar de encuentro de manatíes y peces de agua dulce y salada. Los visitantes pueden observarlos desde un observatorio submarino.

Aventuras en la tierra

Los ciclistas pueden escoger entre tres senderos pavimentados, incluido el sendero estatal de Withlacoochee de 73,6 km. Asimismo, los ciclistas de montaña están invitados a explorar el Parque Estatal Withlacoochee.

El clima subtropical de Florida y la calma de la naturaleza se entrecruzan en el condado de Citrus. La perfecta combinación del clima y hábitat abundante propician un excelente hábitat de pájaros.

Las granjas de recolección directa ("U-pick") agrupan a familias con una causa común: disponer de frutas frescas de Florida. Generalmente arándanos, frutillas y naranjas, todas muy buenas.

También hay, claro está, “aventuras” de compras. Las encantadoras tiendas de Shoppes of Heritage Village, por ejemplo, ofrecen tesoros únicos y antigüedades poco comunes, en tanto que una de las mejores galerías del área, la Franklin Anderson Gallery of Art, cuenta con pinturas, fotografías, esculturas, trabajos en metales y más.

Crystal River Refuge's "Manatee Manners" for Swimmers

Otras noticias que te pueden interesar

Estados Unidos: ¿fin al requisito de vacunación obligatoria?

Aumentó el precio de la visa para viajar a Estados Unidos

Estados Unidos: 5 destinos que no podrías imaginar

Estados Unidos: planes familiares que puedes hacer

Miami: 5 actividades imperdibles en Little Havana

Temas Relacionados

Deja tu comentario